Negligencia en hospital provoca que menor pierda pulmón

 

 

Mi niño nació con un problemita patogénico, que le llamamos soplo y medicamente se le conoce conducto arteroso permeable”, dijo Adrián Paz Nieto, padre del menor, víctima de negligencia médica. Diez días después de su nacimiento, el bebé fue sometido a una cirugía para corregir el padecimiento.

El conducto arteroso permeable tenía que ser ligado, pero en vez de ligar eso, le ligaron el pulmón izquierdo, salió de la cirugía y lo trasladaron a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, me dijeron que lo estimulara porque ya habían pasado más de doce horas y el niño no volvía, y cuando lo estimulé empezó a vomitar sangre”, relató el padre de Adrián. La mañana posterior a la cirugía y sin avisar a sus padres, Adrián fue trasladado del Hospital Adolfo López Mateos, donde fue operado, al Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ambos del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Ahí es donde me entero que mi niño tenía una mala cirugía, el cardiólogo del 20 de Noviembre me informó que desafortunadamente si no se corregía esa cirugía, mi hijo perdería la vida, él me explicó que ni borracho se podía cometer una equivocación como la de la cirugía de mi hijo, dijo que no tiene nada que ver el conducto arteroso permeable con la rama pulmonar izquierda”, detalló el padre de Adrián. La cirugía practicada en el Hospital Adolfo López Mateos fue corregida, pero el pulmón izquierdo ya había necrosado, lo que provocó en el niño una deficiencia respiratoria de por vida. Mi hijo quedó lisiado de por vida, es oxigeno dependiente y tiene que tomar un medicamento de por vida”, denunció el padre del menor. En 2012, el señor Adrián presentó queja en la Comisión Nacional de Arbitraje Médico, misma que hasta ahora no se ha resuelto. Durante casi dos años me han traído dando vueltas y vueltas, y nunca resolvieron hasta que tuve que contratar a un despacho y se presentó la demanda formal en contra del ISSSTE, únicamente queríamos que nos dieran una explicación por parte de la autoridad del ISSSTE, que nos dieran los medicamentos de por vida, que se hicieran cargo de lo que habían hecho”, agregó el padre del niño. En 2017, el ISSSTE resolvió que no hubo negligencia médica y el caso está cerrado para la institución. La familia del menor impugnó y ahora el Tribunal Federal de Justicia Administrativa está dirimiendo el caso.

Siguenos En Nuestras Redes

Síguenos para ganar boletos, participar en concursos y conectarte con nuestros locutores.

Al Aire

No Program Found

Baja Nuestra Aplicacion

Web Analytics
0
Total Shares