Ganó 1 millón en la lotería, pero un año después acabó en la cárcel acusada de narcotráfico

 

Karlee Harbst, una joven de Florida, compró un raspadito premiado en 2018. Cerca de un año después, se encuentra arrestada acusada de formar parte de una red de distribución de heroína, fentanilo y cocaína. El pasado viernes Karlee Harbst, una joven de 27 años de Florida, apareció en corte por primera vez. Su imagen, vestida con un mono naranja, era muy diferente a la que hace poco más de un año mostraron también las televisiones y medios: sonriente y con un gran cheque de un millón de dólares entre sus manos. La historia de Harbst comenzó pocos días antes del Día de la Madre de 2018, cuando, estando embarazada, compró un boleto de la lotería, conocido como raspadito, que ofrecía hasta un premio mayor de 5 millones. La joven no se hizo con esa cantidad, pero al raspar su ticket descubrió que había ganado 1 millón de dólares. La Lotería de Florida se encargó de dar a conocer su historia. "Casi no compro el ticket. Cuando vi el número 24, tuve que comprarlo: 24 es mi número favorito", explicaba en un comunicado Harbst. Además, no era el primer premio que se metía en el bolsillo ya que una semana antes había ganado 100 dólares en el mismo juego. Su nombre, desde entonces, no había vuelto a los medios de comunicación: hasta la pasada semana cuando formó parte de un grupo de unas 20 personas que fueron arrestadas en Florida en diferentes operaciones de la policía del condado Volusia contra una red de narcotráfico tras una investigación de aproximadamente un año. Según informó la oficina del alguacil de dicho condado, "desmantelaron una organización de narcotráfico responsable de distribuir heroína, fentanilo y cocaína en las calles del condado de Volusia y más allá". Red de narcotráfico desmantelada Tras la investigación, los líderes de la red fueron arrestados y se pudo identificar a la persona que ofrecía las drogas. Asimismo, requisaron "cantidades significativas" de fentanilo, vehículos de lujo, 20 armas y al menos 250,000 dólares. "Estamos hablando de 3 kilos de heroína, fentanilo y cocaína que llegan a nuestras calles semanalmente", dijo el sheriff Mike Chitwood en una conferencia de prensa el jueves. "Estos payasos están por ahí asesinando a personas con el veneno que están vendiendo, porque la vida humana es barata en las calles".

Siguenos En Nuestras Redes

Síguenos para ganar boletos, participar en concursos y conectarte con nuestros locutores.

Al Aire

No Program Found

Baja Nuestra Aplicacion

Web Analytics
0
Total Shares